Al que ayuda

Standard

Al que ayuda, Dios lo madruga.

No por mucho amanecer se madruga más temprano.

Quien mal acaba, mal anda.

Consuelo de muchos, mal de tontos.

*

El bez por la moca puere.

La gran biblioteca de Internet según Clarín

Standard

Qué raro este artículo del suplemento de informática de Clarín: “Descubrí los anaqueles de la gran biblioteca de Internet”, por Marcelo Bellucci.

Presenta una cantidad de websites de los que se puede bajar ebooks gratis. Muchos con copyright. Pero no se toma el trabajo de hablar de propiedad intelectual. Lo único que aparece en ese sentido es un curioso eufemismo: “Para anular el factor riesgo, uno puede leer algunas páginas del libro en la comodidad del hogar y si el texto es lo suficientemente bueno, encargarlo por Internet o salir a buscarlo.”

No defiendo la propiedad intelectual en su presente estado. Al contrario, pienso que hay que modificar el concepto y las leyes, para adaptarlos a las posibilidades de lo digital y también a los usos y costumbres que se van difundiendo al respecto. Debería ser legal el bajar y copiar ilimitadamente cualquier tipo de obra, sin un costo específico para cada una de esas acciones, quedando la retribución a los autores para resolver de otras maneras (hay varias posibles). Pero este es otro tema.

Lo que me sorprende de Clarín es que proponga bajar gratis libros que están bajo propiedad intelectual. Es decir, en contra de la legislación vigente. Primero porque es Clarín. Segundo porque no aclara una postura al respecto. Tercero por ese raro guiño sobre el “factor riesgo”.

Pareciera que me perdí algo en el camino.

Creo que llegamos

Standard

Creo que llegamos.
Sí.
Qué hacemos ahora.
Esperamos.
Te cuento un chiste.
Dale.
En qué se parecen un zorro y un bigote.
No sé.
Qué le dijo la uña del pie al colibrí.
No sé.
Cuál es el colmo del tirabuzón.
No sé.
Cómo hace la luna para saber.
Para saber qué.
Para saber a secas.
No sé.
Vamos a casa.
Eso también es un chiste.
No.
En serio.
No.
Querés ir a casa.
Sí.
Pero tenemos que esperar.
Me cansé.
Te cuento un chiste.
Dale.

En una plaza de Arequito (Santa Fe)

Standard

En una plaza de Arequito (Santa Fe), su pueblo natal, frente a la ruta provincial 92, está el monumento a la Sole. Sí, a la Sole.

Foto de Susanne Franz

Sí, a la Sole.

(La foto es de mi mujer, Susanne.)

Junto al Monumento a la Bandera

Standard

Junto al Monumento a la Bandera, en Rosario, hay un cañón imponente, amenazador, color verde oscuro, que apunta al río. Con la falta de respeto que uno ha ido aprendiendo a tener, me asomo a la boca para ver qué hay adentro. Está oscuro. Entonces se me ocurre sacar una foto con flash. Así, compruebo que el cañón todavía sirve para algo:

Foto por Eduardo Abel Gimenez

Y hablando de cañones, resulta que en Los Cocos, Córdoba, un lugar lleno de juegos y diversión, hay otro ejemplar, si no idéntico al de Rosario al menos muy parecido. El detalle: a alguien se le ocurrió la brillante idea de apuntarlo a un sitio de juegos infantiles. De esta manera, estoy seguro, los niños crecerán con una mayor conciencia de las condiciones que les depara el futuro:

Foto por Eduardo Abel Gimenez

(Los responsables del lugar no se hacen cargo de los accidentes. En cierto sentido, nada es accidente.)

Predestinado

Standard

En la ruta 9, saliendo de Córdoba hacia Villa María, hay una estación de peaje. Desde la cabina, un hombre cierra el paso, cobra, abre el paso, cierra el paso, cobra, abre el paso, cierra, cobra, abre. La placa que queda frente a mis ojos tiene escrito su nombre: DIEGO BARRERA.

Diez días de ausencia

Standard

Diez días de ausencia no son la mejor manera de llegar a un aniversario, pero bueno, aquí estoy, y es lo que hay.

Hoy, la Mágica Web cumple dos años. Cuando empecé el weblog tenía muchas dudas de que consiguiera darle continuidad. Con el tiempo se convirtió en una parte central de mí. Gracias al weblog volví a escribir luego de años de no hacerlo. Gracias al weblog presté más atención a mis exploraciones visuales, por llamarlas de alguna manera. Gracias al weblog encontré (y reencontré) personas muy valiosas con quienes compartir este mundo nuevo.

Es la primera vez, en estos dos años, que paso diez días lejos del weblog. Y espero, por mi propia salud, que no vuelva a ocurrir.

*

Estoy en la provincia de Córdoba, pasando unos días de vacaciones, lejos de todos los weblogs. Saco muchas fotos, la mayoría bien de turista. Veremos qué sucede.