Biblioteca Imaginaria

Standard

Ahora que lo sacamos del horno, ya puedo anunciar el nuevo emprendimiento:

Logo de la Biblioteca ImaginariaLa Biblioteca Imaginaria reúne textos de literatura para chicos, presentados en forma digital e ilustrados por calificados dibujantes. Cada semana se incorporan varios textos nuevos, organizados según dos criterios:
  • Por nivel de experiencia en la lectura: primeros lectores, lectores intermedios y lectores expertos.
  • Por género: cuentos, poesías, leyendas, poesías tradicionales, etc.

Cada texto se puede leer y reproducir (gratuitamente) en dos formatos:

  • PDF: para imprimir con buena calidad y nitidez.
  • HTML: para ver en pantalla.

Como información adicional para lectores y mediadores de la lectura (padres, docentes, bibliotecarios) los textos están acompañados por las biografías de autores e ilustradores, que pueden leerse haciendo un click sobre el nombre correspondiente.

Novedad importante: al pie de cada texto hay un espacio para escribir comentarios, opiniones y sugerencias.

Los responsables de la Biblioteca son Eduardo Abel Gimenez (codirector de Imaginaria y responsable de TamTam) y Graciela Pérez Aguilar (autora de Guía de Letras).

Ombligo

Standard

Me miro el ombligo. Es perfecto, redondo, con altos, bajos, curvas. Embriaga, hipnotiza. Lo toco con la punta del dedo índice: cede apenas. Mido la profundidad, el ancho, el alto. Recorro los bordes, aprieto un poco aquí y allá. Parece más blando a los lados, más duro por arriba y por abajo. Puedo pasar horas así, días. Cautiva, mi ombligo. Quisiera mostrárselo ahora mismo a mi familia, a mis amigos más queridos, para compartir con ellos esta maravilla. Y a mis conocidos, y a los amigos de mis conocidos, y a los conocidos de todos ellos también. Una experiencia única. Y quisiera poder proyectar mi ombligo al universo, para que en África, en la China, vean asomarse mi ombligo en lugar del sol y entiendan el origen y destino de todas las cosas, su razón de ser.

Catástrofe

Standard

Catástrofe, calamidad: casas caídas, camiones calcinados, cables carcomidos. Cabezas calvas calculan causas, calladas. Casi caos.