Falta un libro

Standard

Falta un libro en ese estante. Ahí, al lado del Dictionary of Quotations, a la izquierda de La tercera ola, justo encima de Marte rojo. No, no me refiero al espacio que dejó The story of writing cuando lo cambié de lugar. Más a la derecha, ahí donde se entevé la contratapa de Lingüística. Y cuando digo que falta no digo que lo hubo y desapareció, digo que es necesario, que nunca estuvo y no sé si estará, que la biblioteca sería otra cosa si en ese lugar, en ese hueco, hubiera un libro.

Ladridos

Standard

Cinco ladridos y un silencio. Tres ladridos y un silencio. Seis ladridos y un silencio. No, no me hables ahora. Cuatro ladridos y un silencio. Por favor, ¿no ves que estoy concentrado? Cinco ladridos y un silencio. Me vas a hacer perder. Dos ladridos.

Papel

Standard

Esta hoja de papel sobresale un poco de las otras, y no tengo explicación. Son todas iguales, están parejas, y sin embargo esta sobresale un poco, apenas, lo suficiente para volverme loco.

Taylor Browne

Standard

Taylor Browne sale de la oficina a medianoche, sin sospechar que estoy escribiendo sobre él. Lleva el portafolios bajo el brazo derecho, y parece contar los mosaicos del piso con la mirada mientras camina hasta el ascensor. No se da cuenta de las palabras que lo describen aquí. Ya en la calle, levanta la vista hacia el negro amarillento del cielo que la ciudad ofrece a esa hora, vuelve a bajarla y se encamina a la estación de tren. No ha oído hablar de mí, y es poco probable que en el futuro se entere de mi existencia. Camina rápido. En la calle desierta los pasos hacen el ruido de una vieja máquina de escribir. Mientras tanto esta página se va llenando de letras que lo representan malamente, que lo exponen sin explicarlo, que lo señalan sin redimirlo, y él sin darse cuenta.

El libro que ríe

Standard

El libro que ríe
(PDF, 276K, 78 páginas)

Primera página del archivo PDFEste PDF es una nueva colección de textos, la mayoría publicados originalmente en La mágica Web (así como la imagen de la tapa). Se puede bajar bajo una licencia Creative Commons, la misma que utiliza el sitio. Esta es la brevísima introducción que escribí:

“A veces, cuando me pongo a escribir, se interpone una especie de veta humorística que no siempre entiendo, y que (admito) los demás entienden todavía menos. El resultado va del chiste tonto al acertijo, de la noticia falsa al relato absurdo, pasando por los dichos memorables de un chico (mi hijo) y ciertos momentos de la vida que de otro modo más valdría olvidar. Esta colección de textos apunta en esa dirección, aunque no siempre dé en el blanco.”

¡Que lo disfruten!

Secuencia

Standard

¿Qué número debe continuar la secuencia?

2, 6, 30, 210, 2310, …

Armando

Standard

Iba a venir el plomero, y no vino. Se llama Armando. Cuando andamos cínicos, depres, derrotistas, misántropos, pesimistas, agoreros, lo llamamos Desarmando.

Reproductor de audio

Standard

Encontré un reproductor de audio que se puede insertar con mucha facilidad en cualquier post hecho en WordPress. Me encanta. Tanto, que acabo de incorporarlo a las dos colecciones de música que publiqué en La mágica Web. Están todos invitados a probarlo (requiere Flash):

Como muestra, aquí les dejo un “player” con una de esas grabaciones, “Tu imaginación no pide perdón”, tomada del recital del Teatro Santamaría (Cecilia Gauna: voz y metalofón. Sergio Moldavsky: armónicos en guitarra. Yo: guitarra).

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

(Hace mucho que hay algo semejante en el blog Amor Entintado —que es excelente y además de un amigo—, y siempre lo miré con envidia.)