Símil 16

Standard

Es como una tribu de fantasmas.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Símil 15

Standard

Es como el temor ambiguo en el momento de encender la luz,
a punto de espantar la imaginación,
a punto de descubrir lo que de veras asusta.

Símil 14

Standard

Es como la pelusa de la visión,
la telaraña en el ojo,
que siempre se escapa,
que vive cayendo,
más rápida que el deseo,
casi al alcance pero un poco más allá,
por definición.

Símil 13

Standard

Es como el sueño de la tortuga:
más calma,
más lentitud,
más sol entre las piedras del jardín.

Símil 12

Standard

Es como el Servicio Meteorológico,
cuando dice que mañana va a hacer frío
y nadie le cree,
pero mañana todos salen abrigados
y hace mucho frío,
y todos dicen “pero qué tiempo tan loco”.

Símil 11

Standard

Es como una moneda entre las rocas de la orilla
donde a veces llega la espuma de las olas
de un mar lento
donde hace años está naufragando un barco
ante mis propios ojos.

Símil 10

Standard

Es como desenchufar esa máquina
y ver que sigue encendida,
destruirla a martillazos
hasta dejar sólo un alambre retorcido
y ver que sigue encendida,
cerrar los ojos, tapárselos con las manos,
hundir la cara en la almohada
y ver que sigue encendida.

Símil 9

Standard

Es como contar hasta diez con los dedos,
y después hasta cien, de diez en diez, con los dedos,
y después hasta mil,
de cien en cien,
con los dedos,
y así hasta llegar a números para los que no tenemos nombre,
aunque sí dedos.

Símil 8

Standard

Es como haber roto el jarrón
y no haberme dado cuenta,
esta mañana, o ayer,
o la semana pasada,
hace dos años,
o más probablemente
en algún momento de la infancia.

Símil 7

Standard

Es como medirlo todo en centímetros,
la distancia entre nuestros ojos,
la distancia entre las estrellas,
el tiempo, el miedo,
la velocidad de la luz,
la comodidad del sofá,
las probabilidades,
el calor necesario para sentirse en casa,
los granos de arroz capaces de llenar el estómago.

Símil 6

Standard

Es como el color del cielo lleno de estrellas
en un collage a medio terminar
sobre la mesa de una casa escondida entre las sierras
bajo el cielo lleno de estrellas.

Símil 5

Standard

Es como las trescientas
generaciones de cucarachas
que han estado atravesando
la puerta clausurada
de ida y de vuelta,
de ida y de vuelta,
de ida y de vuelta,
de ida y de vuelta.

Símil 4

Standard

Es como el ventilador de techo
todavía encendido cuando aquí no queda nadie,
que disipa los últimos rastros de calor
de la cama deshecha.

Símil 3

Standard

Es como la tristeza
de las doce y veinte
de la noche del sábado
tres de mayo de dos mil ocho,
cuando ya no es el día que cree ser
ni tampoco es el siguiente.

Símil 2

Standard

Es como una moneda en el piso
de la jaula de los leones,
recuerdo de cuando había leones en el circo,
antes de que echaran al domador
porque hacía bromas estúpidas
como la clásica de dejar en el piso
de la jaula de los leones
una moneda atada con un hilo.

Símil

Standard

Es como el dibujo de una vaca
que vive junto a un camino
que separa dos ciudades
que caen en distintos países
que nunca ganaron una guerra.