Compré una quena

[17/5/2003]

Compré una quena en una feria artesanal. Suena muy bien en manos del que la hizo, densa, afinada. Cuando llegué a casa soplé un poquito: empezó a emitir algún silbido lleno de viento intruso. Es algo. Nunca tuve una quena, nunca hice sonar una quena. Quiero remediar ese hueco en mi vida compuesta por flautas dulces.

Author: Eduardo Abel Gimenez

0 thoughts on “Compré una quena

  1. Saludos

    Algo es algo,cómprate alguna de estas chucherías: DULCEMELE,FLAUTA DULCE,DULZAINA,(también vale una dulzainera) o una CARAMELA.

    Te KANSARA tanto dulce,claro, pues te pasas al clari-NET o al clar-ín, a instrumento más cortos:
    NOSE; repetitivos:RECO-RECO.

    Si el cansancio es mucho, hazte con la flauta de Bartolo o con instrumentos muy afinados (se tocan sólos)como el RE-DO-bLAnte.

    Si es cansancio es bestial, pásate a la flauta del asno,esa que sonó, por casualidad según la fábula.

    En fin, el caso es pasar el rato, o en tu caso, y el mío, pasEar el ratón por internet.

    Con bromas también se llena el hueco en nuestra vida.Me gusta tu web.

    Saludos
    Julián.

Responder a Xanadu-10 Cancelar respuesta