Palomas

Me acabo de dar cuenta de que no hay más palomas en el techo de al lado, el que veo mientras trabajo. Siempre se juntaban dos o tres, o cinco, a hacer cosas de paloma. No me detenía a mirarlas, pero fueron aparecieron en fotos, en relatos, se hicieron parte de la rutina. Y ahora no están más, quién sabe desde cuándo, y por qué.

Author: Eduardo Abel Gimenez

0 thoughts on “Palomas

  1. Ah, no, Luisa. Yo les hice firmar un contrato en exclusividad, por el que cedieron todos los derechos por tiempo indeterminado, y además deben indemnizarme por cualquier perjuicio ocasionado.

    (Oops. ¿Será por eso que se fueron?)

  2. Yo no quisiera decepcionarte, pero ahora que las hiciste saltar a la fama, quizás hayan encontrado a alguien que les ofrezca un mejor “cachet”. Ya lo dice el refrán, “paloma que comió, voló”. O si lo preferís, “cría palomas y desaparecerán del foco”.

  3. Parafraseando un horrible chiste de mi barrio de la infancia, habrán ido pa’Lomas o pa’Banfield.

    Preocupate si vuelven en un tiempo, pero notás algunas diferencias. Las cosas de paloma que hacen las hacen más lentamente, pispeando para tu ventana cada tanto. Alguna pluma fuera de lugar, los ojos más rojos que lo que vos los recordabas, el currucucú un poquito más siniestro.

    Y de repente, una noche, un golpeteo insistente en tu ventana.

  4. Me he encontrado una cria de paloma en el patio de mi colegio. e faltan muchas plumas y tiene una especie de sarna en la parte de las patas y la cola. No come no bebe, que puedo hacer? Me estare muy agradcida de quien me responda.
    Tengo 10 años y vivo en Barcelona

Responder a Luisa Cancelar respuesta