Insomnio a pedal

Esta es una grabación casera, que hice en un Portastudio a cassette de cuatro canales, en 1985. Además de un reloj despertador y flautas dulces, hay un montón de percusión: la mayor parte hecha en las piernas, la silla o con la boca. La idea (porque había una idea, caramba) era mostrar cómo, durante el insomnio, los ruidos más pequeños y las sensaciones más difusas terminan armando un todo enloquecedor.

Author: Eduardo Abel Gimenez

0 thoughts on “Insomnio a pedal

  1. Es cierto, Eduardo, esos ruiditos pueden enloquecer a cualquiera.
    Ahora podríamos sumar las alarmas de los autos, las motitos… y los mazazos de la demolición de al lado de mi casa, que empiezan al alba.
    ¡Me gustó mucho la grabación!

Responder a Elegía Cancelar respuesta