0 thoughts on “Símil 3

  1. o como la alegría de un hijo saltando en tu cama, justo en el vértice de esa parábola casi vertical, cuando ya dejó de subir pero todavía no baja.

Responder a Andrés Cancelar respuesta